Torticolis Congenita

 

…la Torticolis, es un tipo de Distonía, (contracciones musculares prolongadas) en que los músculos del cuello, particularmente el músculo  esternocleidomastoideo, angular de la  escapúla y en menor medida los músculos escalenos, se contraen involuntariamente y hacen que se incline la cabeza.torticolis-congenita-2-rdp-osteopata-madrid

En este caso, nos vamos a centrar concretamente a la Torticolis del Bebé, o Torticolis Congénita.

En los casos de torticolis Congénita, el bebé suele tener la cabeza inclinada hacia un lado y la barbilla apunta al lado contrario.

Si has observado que tu bebe tiene siempre la cabeza girada hacia el mismo lado, lo más probable es que tenga Torticolis.

Encontramos, que la causa más común es un acortamiento de uno de los músculos del cuello, en concreto, del Esternocleidomastoideo (ECM).

Este tipo de lesión suele deberse a una mala postura del bebé dentro del útero, o por un parto difícil donde ha estado en una posición en la que el cuello ha sufrido tensión.

 En ocasiones, podemos palpar un bulto del tamaño de una aceituna en el musculo del cuello.

En raras ocasiones, la Torticolis viene provocada por una lesión ósea, como la fractura de la clavícula durante el parto, en cuyo caso el medico lo vera nada más nacer él bebe, o en casos en los que la lesión pase desapercibida los primeros días, se hará  evidente al observar que la Torticolis no evoluciona.

Otras causas de la Torticolis, pueden ser la posición en la que el bebé duerme, que acomoda la musculatura y provoca la lesión.

Casos en los que el bebé sufra de Plagiocefalia, lesión de la que ya hable en un post anterior.

Y en raros casos se puede deber a una tumoración en el ECM, que sería una fibrosis como consecuencia de un aporte de sangre insuficiente.

El pediatra, podrá  valorar el grado de lesión dependiendo de los grados de movilidad del cuello del bebé, además de realizar alguna radiografía cervical para descartar malformaciones vertebrales, fracturas de clavícula, escoliosis, y en caso de haber fibrosis, recurrir a una ecografía del musculo para valorar la gravedad.torticolis-congenita-3-rdp-osteopata-madrid

  • Nivel 1 = 5º
  • Nivel 2 = 15º
  • Nivel 3 = entre 15º y 30º
  • Nivel 4 = más de 30º

Los padres, pueden realizar algunos ejercicios con el bebé, para trabajar la falta de movilidad del musculo acortado, como centrar  la atención del niño hacia el lado de la lesión para “obligar” a girar la cabeza y así estirar el esternocleidomastoideo, por ejemplo, colocando los juguetes que se colocan sobre la cuna, al lado contrario…

No colocar boca abajo al bebé  a la hora de dormir.

En esta,  como en la mayoría de las lesiones osteopatías en bebés, la rapidez con la que se traten será la clave de la recuperación, puesto que después de los 6 meses, el tratamiento será más complicado.

Con la Osteopatía Pediátrica podemos abordar estas lesiones prácticamente desde el primer día después del parto, deberemos tener sesiones de poca duración, pero con bastante frecuencia con el fin de no permitir que el musculo se acorte después de cada sesión.

El 90% de las torticolis congénitas de origen muscular se recuperan con Osteopatía, y solo en algunos casos es necesario recurrir a la cirugía.

Con cada sesión de Osteopatía, iremos consiguiendo una mayor liberación articular de las vértebras cervicales hasta conseguir la movilidad activa completa y  poco a poco conseguiremos centrar la cabeza en la línea media.

Utilizando varias técnicas lograremos los mejores resultados en el menor tiempo posible…

  • Masaje del ECM
  • Ligeros estiramientos del cuello para devolver la elasticidad al musculo acortado
  • Manipulación Osteopatía para ayudar al desbloqueo de las cervicales
  • Estimular al bebé, para que el solo intente recolocar su cabeza.
  • Si la inclinación persiste será conveniente utilizar un collarín cervical durante el día.
  • En algunos casos, pude ser útil la utilización de ultrasonidos para desbloquear el musculo, pero en mi opinión, dada la cercanía del cerebro, y la temprana edad del bebe, optaría por dejar esta técnica de lado.

Si el niño tiene más de 3 meses y la movilidad pasiva es buena, se pueden enseñar ejercicios a los padres para que ayuden entre las sesiones y favorecer una recuperación más rapida.

 [:]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *